Historia de la Vida Real
Esto es de la vida real. He cambiado todos los nombres y si hay alguna semejanza a alguien, es mera coincidencia. Mi nombre es Eduardo. En cierta ocasion que me encontraba trabajando en la granja de Miguel, mi amigo, se suponia que yo andaba hacia el riachuelo que pasa por la parte trasera de la granja recogiendo piedras del rio para hacer un trabajo de albañileria. Cuando regresando ví que Miguel iva con su hermosa novia Sofia a un cuarto viejo en la parte baja del granero. Miguel iva sin camisa y ella tenia unos shorts bien apretados que dejaban lucir muy bien su tremendo trasero. Un pensamiento morboso brotó en mi mente al ver que ella iva quitandose la blusa y Miguel la seguia muy de cerca tratando de meterle la mano en la entrepierna justo antes de entrar en ese cuarto de madera. Sin dudarlo un segundo corrí y entré al granero por una pequeña puerta en la parte de atras. Escuché que Miguel cantaba al tiempo que Sofia reia a carcajadas. Eso me ayudó a que ellos no me escucharan subir a un pequeño ático para tratar de escucharlos desde ahí, pero para mi suerte, habia varias ranuras en las tablas en la pared que daba hacia abajo de donde estaban ellos. Tendria la gran oportunidad de mitigar mis ansias de masturbarme viendo a Sofia totalmente desnuda. Me acomode un poco para tener la mejor vista de lo que estaban haciendo. Hacia un calor tremendo que ya me estaba haciendo sudar. Miguel se recostó en la cama al tiempo que ella le hacia un 'strip tease.' Primero cayeron sus shorts, llevaba puesto un bikini muy sexy luego simulando que bailaba, acariciaba con una de sus manos sus pechos al tiempo que con la otra se frotaba el vientre haciendola caer hasta su parte íntima. Mi verga empezó a ponerse como si fuera de acero. Miguel aplaudia como si estuviera en un club. Sofia luego se volteó y por primera ves vi aquellas paradas y bien torneadas nalgas que habian sido mias en mis sueños. Para entonces ya me sentia un poco incomodo porque yo estaba totalmente duro, asi que decidi desabrocharme los jeans y bajarlos un poco para dar alivio a mi aprisionada verga. Inmediatamente volví a la ranura que me brindaba tal espectaculo. Sofia se acababa de desatar sostén del bikini y aquellos senos bien dados saltaron amenazadoramente... "uf, Sofia esta re buena," pensé. Ella continuó acariciandose las caderas y el vientre hasta que llego con una mano haciendo a un lado el bikini dejando ver su parte 'obscura.' Luego con los dedos de la otra mano tocó su hermosa raja y trataba de 'hacerse' algo. Tuve que hacercarme mas a la ranura en la pared para darme cuanta de que se estaba metiendo por lo menos dos dedos. Eso activó automaticamente mi verga con mi mano y comencé a masturbarme lentamente. Mi camiseta estaba muy mojada de sudor y mi boca completamente seca. Voltié un poco a la izquierda y vi a Miguel con la verga de fuera tambien disponiendose a hacer lo mismo que yo. Sofia finalmente se desató el bikini y se lo arrojó a Miguel a la cara. Ahi estaba, espectacular, aquel vientre, aquella cadera, y vellos bien recortados dando una panorámica femenina sin igual. Se acercó a la cama y subió una pierna para dejar ver mejor su rosa papaya mojada. Empezé a frotar mas rapido mi verga. Pensé, "Sofia si que es una verdadera hembra, ¿y que hembra? ¡Mamacita! Si pudiera te enterraba toda mi verga dentro de esa papayita." No aguantaba el calor asi que desidi quitarme toda la ropa o la dejaria empapada de sudor. Ahi estaba yo jaléndomela y viendo tambien en parte a Miguel hacer lo mismo frente aquella monumental mujer. En eso Miguel se puso de pie, se quito los pantalones y caminó hacia su novia. La tomó por la cintura y la acercó a su vientre. "Oh no... ¿te la vas a coger?" pensé. No me agradaba mucho la idea porque lo unico que deseaba era verla a ella hacer 'sus cosas.' Sofia se puso de rodillas y empezó a chuparle la verga. Abria yo mis ojos al ver como cada milimetro de la verga de Miguel desaparecia entrando en la boca de ella. Me la jalaba cada vez mas aprisa. Se la mamaba con ma... A veces cerraba los ojos imaginandome que era a mi al que propinaba esa buena sesión de sexo oral. Yo estaba tan caliente que sentia que me cocer. Despues de unos minutos Sofia se levanto y Miguel la abrazo 'metiendole' su verga por entre las piernas haciendo un poco de presión en su papaya. Al sentir eso Sofia abrió un poco sus ojos y lanzó un pequeño gemido. "¿Quieres?" dijo Miguel. "Lo quiero todo" contestó ella. Luego la cargo y la llevó a la cama. Miguel tenia la verga como poste de luz. Por un momento me entro la duda de si debia yo seguir viendo a mi amigo haciendo el amor a su novia pero pensé, "si ya lo he visto casi todo pues que mas da seguir...ja." Miguel abrió sus piernas y la penetró. Sofia gemia dulcemente. Miguel empezó a 'bombear' aquel hermoso cuerpo de mujer. Yo continuaba masturbandome como nunca lo habia hecho. El hecho de estar ahi jalandomela sin ropa espiando a mi amigo teniendo sexo con su novia me exitaba muchisimo. Sudando batiendose en lujuria, Miguel compenetrado totalmente dentro de Sofia, los dos gimiendo como loquitos. Yo seguia masturbandome rapido y ya casi me estaba viniendo cuando de pronto me llevo un gran susto. Andrea, la hermana menor de Miguel llegó repentinamente no se de donde y sin darme tiempo de nada me sujetó por la verga, quise hacerme hacia atras pero ella lo habia sujetado firmemente. Yo estaba bien asustado. "¿Que es lo que está pasando?" pensé. Le dije en voz baja, "¿Que haces? ¿Estas loca? Suéltame." Contestó en voz baja tambien, "No. No si me haces lo mismo." "¿Lo mismo? exclamé. Estaba totalmente confundido. "Si, lo mismo que mi hermano le hace a Sofia." Despues le dije, "Estas loca, no puedo hacerlo contigo, yo no tengo nada que ver contigo, tu tienes tu prometido." Luego me dijo, "Mira si no lo haces conmigo entonces voy a gritar y decir como te encontré." "No te atreverias a hacer eso," susurré. "Ah, ¿no me crees? Ahora veras" Luego se voltó con intenciones hacerlo y fue cuando le dije, "Esta bien, esta bien tu ganas." Y sin pensarlo Andrea empezó a quitarse la ropa. Yo sentia que hasta mis orejas me ardian de lo exitado que estaba. Ahi estaba una chica dispuesta a mi disposición para poder cogerla en ves de estar yo ahi 'reventandome' solo. Andrea se acostó sobre la paja y me le quedé viendo. Despues de todo no estaba mal. No estaba tan buena como Sofia pero me ayudaria a desahogar mis instintos sexuales. Sin perder tiempo me 'lanzé' sobre Andrea. La abracé y la besé e inmediatamente dirigí una mano hacia su parte noble y con los dedos abrí sus labios vaginales al tiempo que acercaba mi verga a su mojada entrada. Puse la cabeza de mi verga entre sus labios vaginales y le dije: "¿Estas segura de esto?" Ella dijo: "anda hasme tuya." Presioné un poco y mi verga empezó a deslizarse suavemente. Su bollito estaba apretado, caliente y sobre todo muy lubricado. A pesar de no ser virgen me sorprendió que estuviera tan estrecha..
Fotos XXX y relatos eroticos GRATIS en tu email: Heterosexual Gay
Contactos GRATIS Que buscas? : Provincia :

Empezé la faena aprisa pero después de meterla y sacarla apenas como diez veces sentí unas ganas incontrolable de venirme. Abrí los ojos desorbitados y dije: "Oh nooo, oohhh." Andrea se dió cuenta de que me iva a venir y que yo estaba tratando de sacar mi verga cuando ella sujetó mis nalgas fuertemente y me 'arremangó' hacia ellaDe la sensación placentera que sentí, mi verga entró lanzando chorros de leche dentro de ella. Casi grité de lo rico que sentí. Ella cubrió mi boca rapidamente para no ser descubiertos. No puedo describir el placer que me hizo sentir. Me estremecia sobre el cuerpo cálido de Andrea al tiempo que le susurraba al oido, "...aaahh...aahh...lo.. siento... yo no ..." Me tapó nuevamente la boca. Acariciaba mi espalda y dirigia mi cabeza hacia sus pechos. Le di una mamada en uno de tal manera que hasta parecia que me lo iva a tragar. Mis testículos por fin sintieron alivio. En seguida acerque mi cara hacia la suya y le dije, "Andrea, lo siento mucho yo no queria.." No me dejó terminar, diciendo: "No te preocupes, no fué tu culpa, ¿sabes? siempre me has gustado mucho y queria que me hicieras el amor antes de casarme porque despues pienso serle totalmente fiel a Tony." "¿Pero y si hay consecuencia de esto?" dije. "No te preocupes, estoy tomando anticonceptivos." "¿Pero, como es que se te metió en la cabeza hacer esto? ¿Hiciste esto solo por hacerlo?" dije. Ella continuó, "Lo mismo que te hizo ver a mi hermano y a Sofia haciendo el amor es lo mismo que me pidió hacerlo contigo. Ademas siempre me has gustado, tus ojos, tu pecho velludo, tus musculos sobre todo este... que te acabo de descubrir." La vi a los ojos y sonreimos. Deveras que Andrea era muy caliente.
Estuvimos acostados acariciandonos por unos cinco minutos y luego escuchamos rechinidos fuertes de cama y los gemidos de Miguel y Sofia 'terminando' otra vez. Nos asomamos por la abertura y vimos como lo habian estado haciendo en posición de 'doggy' luego se dejaron caer en la cama Sofia boca abajo y Miguel sobre ella. Andrea y yo dirigimos la mirada el uno al otro y ella dijo, "deveras que se disfrutan mutuamente en diferentes formas." Le dije, "¿No te da pena ver a tu propio hermano asi desnudo?" "No, en realidad lo he visto asi y el tambien a mi varias veces y todo como si nada."
Despues de eso escuchamos donde ellos salieron del granero. Nos vestimos y bajamos. Luego le dije: "Me siento extraño. Espero que podamos olvidar esto." Ella sonrió y salió por la puerta de enfrente, yo por la de atras.
Pasaron como 3 meses y Andrea se casó con Antonio, su prometido. Se fueron a vivir a otra ciudad pero al medio año regresaron. Una tarde que estaba yo en mi casa durmiendo Andrea llegó y entró en mi cuarto sorprendiendome nuevamente. Terminamos desnudos haciendo el amor salvajemente por casi una hora. El matrimonio le ha asentado muy bien ya que ahora está mas buena. Desde esa ves tenemos relaciones regularmente a pesar de que continua bien casada.

(c) 2000-2002 AventurasEroticas.com Todos los derechos reservados.
Todos los relatos son propiedad de sus autores si lo deseas, puedes enviar tus propios relatos